sábado, 25 de septiembre de 2010

Better city, better life


Esta es la tercera vez que piso territorio chino, no es que me haya gustado menos que las otras veces, pero lo “bonito” de esto es el cambio tan radical que hay entre China y la ciudad de donde venimos, y yo ese cambio ya lo conocía. De ahí que no me haya sorprendido, sabia dónde venia. La razón de todas mis visitas es para hacer un poco de “speed tourist”, pero sobretodo para ver a mi hermano y a su chica. Esta vez, el verdadero culpable ha sido papá, que se moría de ganas de conocer tu nueva y momentánea ciudad. A pesar de que no se haya metido en la cultura china, ni tan siquiera ha usado los palillos, él ha cumplido con creces su objetivo de viaje, que no era otro que volver a verte en tu entorno chino. Tanto tú, Galo, como yo, sabemos que allá donde vayamos, al igual que cuando estuve en U.K., siempre tendremos a dos fieles viajeros.

A pesar del excesivo calor, atascos, escupitajos, eructos… no olvidaremos nuestra visita a China. Todo gracias a nuestros guías, quienes nos han permitido llegar a los sitios más pintorescos sin dar ningún rodeo y siempre con su mejor voluntad. ¡¡Lo apreciamos y lo valoramos!!

De China diré, que tanto a papá como a mí, nos ha gustado más Beijing que Shanghai. Tiene mas encanto chino. Shanghai no deja de ser una cuidad con parecidos razonables a otras europeas, asiáticas y norteamericanas. Hay que ir y conocer para poder valorar y comparar con otras ciudades. ¡¡Que nos quiten lo bailado!!

De la Gran Muralla qué vamos a decir que no se haya dicho. Es algo donde hay que ir y poner la “chinchetita” sí o sí. Mas todavía si tienes la posibilidad de hacer un poco el ganso, que se nos da de fábula, bajando de la Muralla en tobogán, pues mejor todavía.


Otra cosa que nos dejó un magnifico recuerdo fue el pabellón de España en la Expo de Shanghai, ¡es la leche! Han sabido dar una muy buena imagen de España con luces, sonido e imágenes. Aunque los chinos se quedan con Miguelín… ¡¡Olé por España y por los españoles!!

No podemos olvidar nuestra visita a vuestro lugar de trabajo, El Restaurante Martín, donde vuestro amigo cocinero nos invitó a degustar la mejor comida china, sobretodo para papá. Yo me quedo con el puré patata con huevo, rico rico. Aparte de la buena comida, recibimos el mejor trato por todo el “staff”, y eso es por vosotros, por el aprecio que se os tiene en Hengshan Lu. Desde aquí volvemos a dar un gracias en general, a cada uno la parte proporcional que le corresponda.

Para acabar os diremos que no os creáis que nos vamos odiando a los chinos, porque no es verdad. Os estamos muy agradecidos por todo lo que habéis hecho por nosotros y lo que está claro es que es un viaje que no olvidaremos nunca.

A vosotros, os diremos que os deseamos toda la suerte del mundo, que se cumplan todos vuestros proyectos, pero sobretodo siendo felices, que es lo más importante.

Todo en esta vida tiene solución menos una cosa, así que hay que intentar quitar importancia a los problemas que nos van surgiendo, porque cuando aparecen pensamos que no tiene solución, pero con el paso del tiempo nos damos cuenta de que sí la tiene y no era para tanto e incluso se nos olvidan, lo que significa que no merecía la pena hacer un drama de algo que ya ni nos acordamos.

Me encantaría que estuvieseis más cerca de nosotros, para que os voy a mentir, pero si vuestra felicidad está allí, de momento, yo soy feliz. Me tocara buscarme excusas para volver a visitaros por China… perfeccionar mis panorámicas, ¿no es mala,eh?



“La suerte si existe, pero hay que buscarla"

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Póker de ases


Una parte de mí vuela en un avión de la compañía Korean Airlines con destino Madrid-Barajas. No han pasado aún 24 horas y se os extraña. Hoy, que no quedaremos con vosotros para hacer “speed tourist”, la temperatura ha bajado los grados exactos para no tener que buscar refugio en los aires acondicionados de los centros comerciales.

Más rápido que la moto de Valentino y que el Ferrari de Alonso, da la sensación de que el tiempo pasa y sólo algunas imágenes quedan para el recuerdo. Afortunadamente, existen “fotones” que prueban vuestro paso por China y nos dibujan una sonrisa en los labios. Gigas y más gigas se almacenan en las tarjetas de memoria de unas cámaras fotográficas que habéis empleado, algunos, de manera muy curiosa. Me pregunto si te convertirás en un “lomoadicto”. Piensa en nuevas series, existen pocas ciudades donde la gente se eche una cabezadita con tanta facilidad como aquí.


Con un amante de los juegos de azar entre nosotros no es extraño que acabásemos echando unas manos al poker sin dinero, en su modalidad texas holdem gratis, en el tren rápido que nos llevó de Shanghai a Beijing. Las partidas no tuvieron el glamour que caracterizan a este juego cuando Bond, James Bond, pide “card”, sin embargo, nos divertimos, aprendimos y descubrimos un nuevo arte. Obviamente, también jugamos al mus, con uno de los mejores jugadores de San Blas, posiblemente.

La cerveza china no pasará a la historia como una de las mejores “aguas de cebada” del mundo, pero en casos de extrema necesidad se pueden beber dos botellas de 600 ml. sin problemas. De alguna manera había que compensar el calor húmedo y una comida empapada en salsas de dudosa procedencia, pensará uno que yo me sé. Disfruta de esos huevos fritos que degustarás nada más llegar a casa.

Una curiosidad del viaje fue comprobar, una vez más, que la Alameda de Osuna es muy grande. Dani, vecino y compañero de guardería, nos reconoció y al grito de ¡Alameda! nos animó a tomarnos algo con él y sus amigos, de viaje por China y Japón. La vida y el trabajo errante parece ser el destino cada vez de más personas.

Papá, Borja, gracias por tomar un avión y volar hasta Shanghai. Más que un viaje, lo vuestro ha sido una odisea. Seguro que en Madrid habrá alguna Penélope esperándoos.


La superstición existe en cualquier lugar del planeta. Muchos se niegan a reconocerlo, pero no es raro ver cómo evitamos pasar por debajo de una escalera, tirarnos la sal por encima del hombro cuando se ha derramado en la mesa o, incluso, comemos uvas en Nochevieja para tener un próspero año nuevo. En China, se teme al número cuatro (“si”) por la cercanía en su pronunciación a la palabra muerte, en Europa, el trece genera malas vibraciones. ¿Hasta qué punto es determinante todo esto en nuestras vidas? En la mía mucho, pero lejos de traer mala suerte, el día 13 se ha convertido en una fecha que siempre me acompaña. Tú naciste ese día, tentando a la superstición y haciendo que incluso los años que cae en martes, para nosotros sea sin lugar a duda motivo de celebración. El año pasado te felicité desde Chiang Mai y este año desde Beijing… ya empiezo a echar de menos hacerlo desde Madrid! 生日快乐 Carol.


Un nombre mueve el mundo y el de Martín Berasategui no pierde fuerza. Una combinación perfecta entre la Expo (y las visitas oficiales que se producen desde España) y el prestigio del restaurante ha conseguido que en el último mes hayamos podido estrechar las manos de personalidades políticas relevantes en nuestro país. El día nacional en la Expo lo celebramos con la visita al restaurante de José Luis Rodríguez Zapatero y tres ministros (acompañados por un gran equipo). El día de Madrid tampoco se quedó atrás y contamos con la presencia del alcalde de Madrid, Alberto Ruíz Gallardón y empresarios de grandes cadenas españolas. Cercanos todos ellos y más humanos de lo que cada día nos transmite la prensa. ¿El siguiente? Ya está en mente…

Gracias a la gente de Bilbao que nos sigue y se animó a dejarnos un comentario. No os imagináis la ilusión que hace leer vuestras palabras. Un abrazo a todos.

La ciudad de Seúl será nuestro próximo destino. Será una estancia breve, pero con un reencuentro familiar, por lo que vale por dos. Viajamos con un conocimiento previo de la capital de Corea del Sur muy pobre, para la gente precavida esto es mal asunto, pero bueno. En el siguiente post os contaremos cómo nos fue en Seúl.



Palabra: Uigur
Cita: "Una persona tiene que hacer por lo menos una apuesta al día, de lo contrario puede estar merodeando a la suerte y nunca darse cuenta".

síguenos en: www.cambaluc.com

lunes, 6 de septiembre de 2010

La vida es un carnaval

¡Un, dos, tres! Es el momento de soplar las velas… El tiempo no se detiene, afortunadamente, y los años nos van cayendo encima como la lluvia cae sobre el asfalto. Lejos de ser un motivo para sentirnos más lejos de aquella juventud que tanto se añora, debe ser una razón para sentirnos vivos. ¿Qué hay más bonito que cumplir años? No sólo el hecho de sumar un número más, sino también la celebración que rodea al protagonista ese día, en este caso tú, J. E.

Después de más de un año y medio de colaboración vía España-China, queremos darte este pequeño homenaje como muestra de agradecimiento. Sin tu ayuda, nuestros pensamientos, reflexiones e instantáneas se hubieran quedado aislados en un gigante que nos mantiene enganchados. ¡Gracias editor!

Pero hoy el protagonista eres tú. Es domingo, el sol ilumina Madrid y podrás disfrutar de este día con la gente que te quiere. Nuestra felicitación llega volando, desde más de 10.000 kilómetros de distancia. Esperamos que te llegue hoy, mañana y siempre. ¡Felicidades!

No se nos ocurría mejor manera de felicitarte que a través del blog. Eso sí, esta vez el post no lo has editado tú. Hoy es un día para compartir con tu gente, en persona o por la red. Algunos regalos los abrirás, otros los saborearás, éste lo leerás y otros los extrañarás ¿Tanto como a Cuba?

Una princesa llamada Caye decía que existimos si alguien piensa en nosotros, gracias a ti, Cambaluc está en lo más alto de los blogspot.com y los navegantes saben de nuestra aventura. Nosotros queremos que la gente sepa que sin J.E. no sería posible y que hoy es su cumpleaños.

Me gustaría poder estar ahí, con Pitu, siempre y cuando no tenga que lavarse el pelo, con Rosa mostrándonos cómo se fuma un puro cubano, hablando con Enrique entre bocado y bocado (siempre frugal), con Borja, si no está echándose una cabezadita en el sofá, con el primo enseñándole la técnica del “brazo policía”, con mamá tratando de hacer una foto decente. No me olvido, y contigo. El tío que siempre está pendiente de que no le falte de nada a nadie. A 10.000 kilómetros de distancia y estamos atendidos como si estuviéramos en casa. Gracias y ¡muchísimas felicidades tío!


video

Powered by Blogger Widgets


Desde

A
Salida

Regreso

Adultos

Niños
Bebés