jueves, 5 de febrero de 2009

Beijing suena a Placebo


video


Música que conmueve y motiva. Una primera limpieza en una casa que no era tuya se convierte en una ardua tarea que necesita de palabras a modo de canciones. Lo que antes significó Everything but the girl, ahora lo hace Placebo.

Retando al imaginario colectivo chino que dice que al barrer se puede expulsar a la buena suerte del hogar, hemos pasado los últimos días. Poner a punto nuestro nuevo, ampliado y mejorado centro de operaciones ha llevado su tiempo. Poco a poco los resultados salen a luz, dejando atrás una capa de mugre más que curiosa. Momentos en los que madres y abuelas han sido recordadas con cariño y comprensión.

Tres días después, nuestro piso se acerca más a lo que realmente es, un hogar. Una cabecera de la cama decorada, una despensa repleta de arroz y pasta donde los productos occidentales (que aquí suponen verdaderos caprichos) son tan escasos como valorados. Las tormentas de arena aún no han llegado a Beijing este año pero nosotros hemos podido intuirlo. Recogedores llenos de polvo y suciedad entre descanso y descanso, aquellos que nos están haciendo comprender las réplicas recibidas en Rivas y la Alameda. Y entre tanto, la inspiración viene volando directamente a través de nuestra ventana y nos hace sonreír. “¿Te parece si ponemos en esta pared la foto que hicimos en Madrid?” o “Este rincón es perfecto para disfrutar de las vistas si ponemos esto otro”. Y es que rincones donde perderse dentro de la propia casa, no le faltan. Cada día que pasa, nos gusta más la sensación de mirar al norte, una dirección que siempre orientó a los que estaban perdidos pero sabían adónde querían llegar.

El distrito de Chongwen, en el cual tenemos el honor de residir, es chino por los cuatro costados. El juego de las diferencias resulta absurdo cuando traspasamos el umbral de la puerta del apartamento 1701.

Tangos y coplas dicen qué “la distancia es el olvido”, resulta que Beijing no es que esté lejos, más bien lo siguiente, y el recuerdo de aquellos de los que nos separamos está más vivo que nunca. Creemos que al olvido no se llega, sino que se va, se va si uno no pone de su parte para evitarlo. Este blog que con tanta ilusión creamos cada noche iluminada de rojo en Beijing es nuestra manera de decir “gracias”. Decimos gracias cuando lo que queremos expresar es un “os queremos”.

5 comentarios:

  1. Ya por fín asentados. ¡Enhorabuena!. Llega la hora de hacerle oler a los del barrio la tortilla española (con cebolla, ¡por supuesto!) y alguna paellita...

    ResponderEliminar
  2. Me alegra, saber k ya estais en casa!. En vuetra casa....como suena eso verdad?. Parece aunmentar el gusanito del estómago. Aunq viendo la parte positiva (siempre la hay). Aumenta el placer, la satisfacción y sube la autoestima al ver k poco a poco sois capaces de cumplir lo que os habiais propuesto.
    Un rincón donde cada clavo y cada azulejo os recordará de lo que sois capaces!.

    pd: Moni Tqm!. Toy super orgullosa de ti!

    ResponderEliminar
  3. Hola galo soy Miguel ya veo que os va bien por alli,me alegro; me estoi planteando ir una temporada por esos lares y todo jeje (dentro de mucho tiempo)Ya que has ido alli solo te queda hacer una cosa, disfruta, aprende pero sobretodo aprovecha el momento.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Hola Galo y Mónica! soy Carmen, la amiga de tu madre. He seguido a través de ella los previos a vuestro viaje. Sois mis héroes!!! me parece una aventura en toda regla la experiencia a la que os habéis lanzado, no estáis lejos, os recordamos y continuamente os enviamos sentimientos de ánimo y de cariño. Sinceramente leo el blog con curiosidad, a veces con m jose, a veces sola, es como asomarse a una ventana que da a otro mundo a través de vuestros ojos y vuestros comentarios.
    Si en Beijing hace menos frío es porque se ha venido para aquí, pero no importa! nos abrigaremos! y seguiremos "mirando por la ventana" de vez en cuando para que también el blog sea algo parecido para vosotros y os sintáis arropados y queridos.
    Un abrazo muy fuerte, y a vivir!!!

    ResponderEliminar
  5. Miguel Llorente Marqués9 de febrero de 2009, 18:24

    Que tal están mis pekineses!?! se os vé debuti en vuestro rascacielos, la verdad.

    Por los madriles la cosa va marchando, la crisis aprieta pero no ahoga... Todos seguimos bien. Siempre atentos a vuestro cuaderno de bitácora.

    a cuidarse chicos!!!!!

    ResponderEliminar


Powered by Blogger Widgets


Desde

A
Salida

Regreso

Adultos

Niños
Bebés