lunes, 15 de junio de 2009

Lost in Hong Kong

video

Segunda visita a Hong Kong en dos meses y parece que hemos descubierto una nueva ciudad, un nuevo destino. Muchos dicen que es pequeña y manejable para recorrer en cuatro días, pero nuestra experiencia nos dice lo contrario.

Un viaje al más estilo hongkonés. Margaret, anfitriona, amiga local que nos ha ofrecido su casa en aquella zona que bien podría confundirse con el Tokio más esquizofrénico, Causeway Bay. Su oasis nos aísla de las multitudes enfervorecidas que pasean por la calle comercial más transitada de toda la isla. Cerca de todo, hasta el punto de sentir que Beijing se nos vuelve a escapar de las manos. Vivir en tierra flotante tiene un aire más festivo pero la humedad nunca falta a su fanático día a día.

El skyline se muestra como la alineación de cajas de cerillas de diferentes tamaños sobre un fondo de altura, de montañas que tocan el cielo. Ésta es la imagen más descrita cuando se pregunta por Hong Kong, pero mirar hacia el Sur, en vez de hacia el Norte, nos descubre nuevos caminos. Stantley y Repulse se abren ante nuestros ojos. Bahías decoradas con lujosas casas que en verano acogen a todo amante de la mar. Tomar uno de los autobuses que salen de Central hacia el sur de la isla se convierte en una excursión donde se recorre un sendero de

centros de tenis, de golf y de todos aquellos deportes de la aristocracia inglesa.

video

De niño jugabas a ser pirata. El parche ocultando un ojo perdido en un abordaje, el loro al hombro convertido en la conciencia, un garfio por mano que infundía respeto y una vida a la deriva de unas olas caprichosas, seducía a cualquiera para emular a Francis Drake y gritar “¡Al abordaje!”.

Cheung Chao es una pequeña isla de Hong Kong y antiguo refugio de piratas. Hoy, el barco que te lleva a la isla no tiene velas ni la bandera negra con una calavera. La tripulación no es ni despiadada ni valiente y los polizones con pagar una multa de unos cuantos HK$ saldan su deuda. ¿Dónde queda pasar diez veces por la quilla de la nave?

Un Fast Ferry nos acercó a la verde isla de Lantau y allí nos encontramos con el Gran Buda de bronce en el Monasterio de Po Lin. En la playa de Cheung Sha, bañada por el Mar de la China Meridional, inauguramos la temporada de baño retando a un cartel que avisaba de la presencia de tiburones.

video

Viajar a la infancia es recuperar la inocencia que nos ayuda a ilusionarnos y seguir en busca del tesoro.

7 comentarios:

  1. Como casi siempre,toda visita pausada ayuda a paladear mejor el lugar. Ha valido la pena el largo recorrido... y por lo que veo, aparentemente, volviéis a tener blogspot. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado vuestra segunda estancia en Hong-Kong. ¡Qué buena amiga Margaret ¿no?!
    Lo del Buda más grande bien, lo de la isla de antiguos piratas muy bien, pero eso de bañarse en una playa con tiburones me lo vais a explicar ¡¡¡inconscientes!!

    Esclaramunda

    ResponderEliminar
  3. Espectaculares los videos...especialmente el primero...

    Me encanta vuestra mirada sobre China.

    Un par de besos!

    ResponderEliminar
  4. Soy la madre de Vanesa de SANTANDER, me encanta seguiros,pues siempre veo Callejeros Viajeros, y Españoles en el Mundo, en la Uno,leo y veo todo lo que haceis y desde luego, no me perderé vuestro paso por Callejeros..Que tengais mucha suerte, un saludo..LUCI

    ResponderEliminar
  5. Hola!! Estoy en el aeropuerto de Bangkok y funciona Blogger, que delicia. Asi que aqui va mi primer comentario, jeje! Me estan entrando muchas ganas de ir a Hong Kong con vosotros la proxima vez, a ver si es con Lidia! Besazos

    ResponderEliminar
  6. Me gustan vuestros videos, sobre todos el segundo y el tercero. El video con la imagen del IFC, Bank of China y otros es más previsible, más típico aunque sea a su vez más espectacular. Pero en el segundo y tercer video se captan esas visiones "desapercibidas" de HK que tanto, tantísimo me apasionan: un cruce de calles, un semáforo con sonidos incorporados para ciegos.... en fin, es es mi HK que tiene conquistado de por vida

    ResponderEliminar
  7. Hi there,
    I finally get to read your blog here in Montreal.The video of the crazy street crossing reminds me so much of the contradictions- excitement and annoyance-that I have missed now in a land so far away.
    Your entry about the Center Sevantes reminds me of how inclusive Beijing always is,whether you speak the language ,OR NOT.
    Missing China a lot.
    Margaret.

    ResponderEliminar


Powered by Blogger Widgets


Desde

A
Salida

Regreso

Adultos

Niños
Bebés